Los Tazos

La semana pasada escribí para la página de los noventas www.setecayoelcarnet.com. Como acá en México se reestrenaron los tazos, decidí recordarlos con una notita. Lindos tiempos, lindos recuerdos. Visiten la página y lean!

Esta semana en México, Evercrips (o Sabritas como se llama esta empresa en el país cuate) relanzó la primera edición de los recordados Tazos, aquellas figuras circulares que venían al interior de papitas, suffles, doritos, traga traga, gatolates y demases. La noticia nos entusiamó tanto que hoy decidimos recordar con este post a aquellas figuras que destronaron para siempre a nuestros juegos preferidos de la infancia.

La primera edición en Chile de los Tazos data de 1994 y eran de los personajes de Disney (los primeros en el mundo son del 91 y nacieron por una serie animada del Demonio de Tazmania, de ahí que se llamen Tazos). Por lo general muchos tienden a recordar los de Pokemón, Los Caballeros del Zodiaco, Bob Esponja, Dragon Ball, Cartoon Network y muchos otros que vinieron después, pero como ya les contamos, los primeros fueron muy ñoños e infantiles: Tribilín, El Pato Donald, Mickey Mouse, La Pata Daisy, Pluto, entre otros.

img066Junto a esta primera edición de figuritas de plástico circulares que medían apróximadamente 3 o 4 cm de diámetro también aparecieron los Mega Tazos, que, como su nombre lo indica, eran mucho más grandes y por ende mucho más difíciles de conseguir. Recuerdo mi alegría cuando después de ir a un cumpleaños abro un paquete de papas fritas (pero de los grandes, los familiares) y me salió mi primer Mega Tazo! Eran las vacaciones de invierno de 1994 y todo lo que quería era volver a clases para creerme ‘la muerte’ con mi tazo de 6 cm de diámetro.

Con el tiempo los tazos se hicieron más y más populares y llegaron a  destronar de su sitial a las clásicas bolitas y pelearon palmo a palmo con las láminas de álbum el trono de ser el juego predilecto en los colegios. Todos los jugábamos, todos tuvimos los bolsillos llenos de tazos, muchos de ellos gastados e incluso ya blancos y sin dibujos… es que el dibujo ya había pasado a segundo plano, pues la idea era acumular y acumular tazos.

Recuerdo mucho que para quienes preferíamos también tener tazos nuevos y limpios, la otra opción era comprar y comprar papitas, abrir los envases y buscar con los dedos todos aceitosos y sucios ese pequeño círculo de plástico. Si había mucha suerte podían venir 2 o incluso 3 tazos en un solo paquete, pero también es triste recordar que muchas veces corríamos el riesgo de que no viniera ese tesoro en la bolsa (alguien en Evercrips no hacía bien su trabajo y lo olvidaba).

Con el tiempo vinieron más y más diseños, algunos ya no eran redondos, eran prepicados para poder armar figuras (algo así como un Lego), también ya se podían lanzar gracias a pequeños detalles, salieron versiones de metal, cuadrados, con hologramas, 3D, octagonales, adhesivos, rectangulares y figuras varias.

Esperemos que Evercrips-Chile siga la idea de sus pares mexicanos y reediten también en nuestro país las primeras ediciones de los recordados, amados y peleados Tazos.

Bustok

No seas vaca y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s