Uno se hace hincha en las derrotas, todo lo demás es moda.

Dos horas más tarde, y ya en la tranquilidad de la casa, me doy el tiempo de analizar esto y sabes? Me siento Orgulloso de ser Cruzado. Sencillamente es todo lo que te puedo responder, porque no tengo mucho que decir también. Me da gusto saber que la derrota la viví en la cancha, tal como debe ser, tal como lo hace un hincha, porque… distinto es ver el partido en la tranquilidad de tu casa, en el local de la vuelta o escucharlo en la radio del vecino. No wn, yo lo viví desde el lunes cuando a las 7 AM y luego de terminar mi turno de noche me fui a San Carlos de Apoquindo a adquirir mi entrada, luché por ella porque perdiera o ganara debía estar ahí en la cancha, sintiendo el olor del cesped y los gritos de la gente. Y hoy? vivir el partido desde la amanecida, levantarme y pensar en las horas, en las micros, en los amigos, en las cervezas, en las corridas, en los pacos, en las zorras cogoteadas, en la gente que nos grita weás, en todo lo que tú no vives, pues para ti el partido comenzó a las 18:00 Hrs. cuando el realator del CDF decía: “Comenzó el partido…”. Y ves? ahí está la diferencia entre vivir una derrota y celebrar un triunfo, pues yo vivo mi derrota como nadie más la puede vivir, yo la siento de verdad, yo la sufro como corresponde y me la banco como tantas veces… En cambio tú ríes por reír, tocas la bocina por inercia, para sentirte cool, buscas el llaverito del colo y se lo enrostras a cualquiera que no se declare colocolino, porque tú hoy lo eres más que nunca, aún cuando para ti los jugadores se llamen “el 9”, “el pelaíto”, “el que juega en el fondo”, “ese que se llama… cómo es que se llama”… Mis Guerreros se llaman Milovan Mirosevic, Damían Díaz, Paulo Garcés, Juan José Morales (Jey Jey)…

Si hoy ganábamos, hubiése sido muy feliz, pero perdimos y estoy muy triste… en cambio tú te sientes muy feliz, pero si perdías capaz que ni te enterabas, porque ni siquiera sabes cómo se llama el “9” de tu equipo. Si ganaba, seguro celebraba, y me embriagaba y mañana no iba al trabajo…. Viviría mi noche como única e irrepetible, no como tú, que salir a pararte a la esquina con un mantel blanco es tan igual como ir a la disco a cantar un reggueton… Ahí esta la diferencia… lo mío es pasión, lo tuyo es moda. Lo mío lo vivo, lo tuyo lo celebras…

Puedes celebrar tranquilo desde la comodidad de tu computador porque si algo sabes de tu equipo es que su hinchada son cogoteros y hasta te da miedo ir a tocar la bocina a pLaza Italia. Festéjalo, búrlate, wevea hasta el Chucho… Ríe. Yo puedo esperar muchos años más, pero no para celebrar, sino para vivir un campeonato, Desde la fecha 1 en Calama, hasta la última en Puerto Montt. Pero claro, de eso tú no sabes, pues tus partidos comienzan en el minuto 1.

Ahh te escribo esto casi tres horas después del partido, disculpa, es que cuando tú te reías por el computador finalizado el minuto 90, yo le cantaba a mi equipo y le daba las gracias, luego luché por una micro, luego me quedé abajo para patear con mis amigos a tres zorras que nos tiraron piedras. Pobres, ellos tampo celebran en este momento…. se los llevó una ambulancia.

Yo acabo de llegar de Santa Laura! ahí está la diferencia. El partido y el Reggueton tú lo escuchas y lo ves por televisión.

Celebra mientras yo vivo mi derrota, celebra mientras yo me siento más orgulloso que nunca de ser Cruzado.

U. Católica 2 – Colo Colo 4 (Final Torneo Clausura  – 09 Diciembre 2009)

(no veré los goles en la tele, yo los viví con olor a cesped)

Bustok.

No seas vaca y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s