30 Canciones en 30 días (Primera Parte)

Hace unos días le di me gusta a esa tonta aplicación de facebook en la que tenemos que día tras día ir respondiendo el desafío de las 30 canciones… una paja, pero ahora que estoy aburrido quise responderla, pero hacerlo sólo una también es bien paja, así que voy a aprovechar que Santiago duerme y los ladrones (1%) y gente weona (99%) no wevean. Piquero!

Día 01 – Tu canción favorita

Hablar de una canción favorita es tan difícil como responderle a tus hijos cuál de ellos es tu favorito, pq obvio, es imposible. Quizás pueda decir unas cuantas favoritas, las top ten o algo así, pero no, yo no puedo, además esta cosa es un desafío y como tal hay q hacerlo, así que pensaré en una que nunca deje pasar, una que nunca adelante en el reproductor, una que dejo si la escucho en la radio, una que siempre busque en mis viajes en micro o en el metro, una que me sepa de memoria, una que cante en la ducha, una que grite mientras hago el aseo… y la respuesta es una sola:

Sandro – Dame Fuego

La explicación está demás. Ya di todas las razones.

Día 02 – La canción que más odias

Uff… la cosa pesá esta, voy en la segunda y ya lo estoy odiando. Cuesta mucho ser tan categórico en la vida, pero intentaré buscando todas las razones contrarias a la anterior. Lo importante acá, creo, es conocer la canción, o sea… no puedo odiar algo que no conozca, por lo tanto es importante que la canción sea, incluso, de alguien q sí me gusta. Veamos…

Los Prisioneros – Tren al Sur

Sí y qué? Me carga, la odio, la detesto, me la sé de memoria y aunque esté en el álbum que más me guste de la banda de San Miguel, me CARGA!!! Nunca supe bien pq, quizás pq esté muy manoseada o bien la escuché mucho en su tiempo (q es lo mismo), pero no sé, el Corazones es un disco que escucho al menos unas dos veces a la semana y siempre, SIEMPRE, siempre la paso. NO MEGUSTA.

Día 03 – Una canción que te pone triste

Esta es fácil, no hay otra:

Alanis Morissette – That I Would Be Good

La razón es única y lamentablemente irrepetible. Verano del 2000. A mi amigo Esteban le gustaba una niña, Angie. Ella tenía una amiga, Karina… y obvio, también estaba yo. El tipo demoraba en robarle el beso a la chiquilla y se la llevó a lo oscurito, estábamos en la casa de su amada y la música corría por cuenta de la dueña de casa. Debe haber sido la Radio Carolina o alguna así y Alanis la rompía con su Unplugged. Todo era normal, TODO, salvo que Karina me quería comer (a ella le venía bien el clásico “dos pa dos”… a mí no). Cuando por fin le dije a mi amigo q me iba, éste me dijo: a lo que termine la canción. Y LA CANCIÓN ERA ETERNA!!!!  Al menos a mí me pareció eterna, yo trataba de sacarme de encima a mi amiga y Esteban por fin coronaba su azaña. Fueron los 3 minutos más largos de mi vida.

Y dónde está la pena? Fines de agosto de ese mismo año la escucho en la tele y lloré sin parar. Habían pasado dos semanas desde el asesinato de mi amigo. No sé cuántas veces volví a llorar con ese tema, pero fueron muchas. Ahora ya no lo hago, pero no puedo evitar ponerme triste cada vez q suena en algún lugar.

Día 04 – Una canción que te recuerde a alguien

Creo que todas las canciones me recuerdan a alguien, el punto es a quién. En esta ocasión voy a optar por una q me lleve bien al pasado y lejos la que gana es una que me recuerda a mi papá.

Héroes del Silencio – Entre Dos Tierras

Era chico, no sabía nada de música, para mí Marcelo de Cachureos era todo lo que relacionaba con música, vivíamos en La Florida, iniciaba mis vacaciones de invierno y por las mañanas mi padre me cuidaba. Recuerdo que siempre lo miraba afeitarse, creo q  esa es una de las pocas cosas que aprendí de mi padre. Era sagrado que lo hiciera cada mañana. Hoy yo también lo hago. La cosa es que todas las mañanas el ponía música en una radio muy precaria que teníamos y no sé pq pero ese tema siempre quedó grabado en mi memoria. A mí papá le gustaba el rock, hoy sólo escucha la Radio Futuro, por ejemplo, y seguro que en ese tiempo también lo hacía. Para mí esa fue una de las primeras canciones ‘rockeras’ del mundo… era un niño y como tal pensaba cualquier weá.

Día 05 – Una canción que te recuerde un lugar

Nunca le he preguntado a mi abuela si Leo Dan es o no uno de sus grandes artistas de la vida, pero cada vez q lo escucho recuerdo las tardes que pasaba en su casa, cuando pasaba del colegio y ella me cuidaba. El argentino era recurrente en ese hogar, pero por sobre todo en ese horario (14 a 18 hrs). Era la hora en que mis tías dormían la siesta, en que mi abuela lavaba la loza, barría el patio o lavaba ropa, era la hora en que mi mayor preocupación mundial era simplemente jugar…

Leo Dan – Cómo Te Extraño Mi Amor

y yo jugaba al ritmo de Leo Dan y ese tema en particular me lo sabía pq era fácil de aprender, pq sonaba mucho, pero por sobre todo, pq le gustaba a mi mami y cantarla era como armonizar un período del día en el q yo era feliz en su casa, la casa de mi abuela.

Día 06 – Una canción que te pone contento

Esta es fácil y muy actual. Para mí es como un himno internacional de la alegría.

Dadalú – Brilla

La Dadalú es una amiga que conocí por el internet, sabía de antes q cantaba, pero hacerme amigo de ella fue preciso para que conociera bien su música y me enamorará de sus canciones. Este año debutó con su primer disco y entre los temas que tuve la suerte de conocer por anticipado estaba Brilla. Igual la cachaba desde una vez q la vi en vivo en Espacio Cellar, creo q fue ahí cuando me enamoré de la canción.

Oír ese tema hoy es muy especial en mi vida, no sólo por la alegría q me provoca ni por lo fácil q se ve el mundo cuando uno la lleva en los audífonos y va pintando imaginariamente las calles de Santiago. Me gusta también pq es de ella, una amiga que quiero mucho y que de algún modo me retrtibuyó ese cariño invitándome a participar en la grabación misma de el videoclip de la canción, haciendo de paso también un poquito mío ese brillo que hay en el tema.

Día 07 – Una canción que te recuerda un momento específico

El primer recital de los RHCP en Chile fue el 2 de octubre del 99, quedará en mis recuerdos por significar el primer recital realmente masivo al cual asistí y en el cual pese a mi esquelético cuerpo y escasa edad, logré estar en la reja misma. El recital estaba la raja, era un sueño hecho realidad, estábamos con mi amigo Esteban y todo, todo era único, una emoción muy difícil de describir y que explotó con este tema.

Red Hot Chili Peppers – I Could Have Lied

Weón me puse a llorar, me podís creer!!! CTM, son weás q pasan, pero a los 17 años no podís hacer eso frente a tu mejor amigo quien también explotó pero en risas!!! La weá vergonzosa. Nunca olvidó recordármelo y creo que por eso le pedí ese tema a Alfredo Lewin el día q él leyó en vivo un mail que le mandé a la Radio Futuro. Ese día que sonó el tema en la radio volví a llorar mucho.

Día 08 – Una canción cuyas letras te sabes perfectamente

En realidad me sé muchos temas de memoria, pero en particular éste me da risa pq fue un día en casa del Pablo Evans cuando teníamos que hacer un trabajo de física, recuerdo que era un invento que fuera capaz de generar 3 tipos de energía. Desarmamos un auto a pilas y sacamos el motor, hicimos un ventilador jajaja. Luego nos fuimos a ver la tele y pasaron:

Los Tetas – Corazón de Sandía

Nos miramos y dijimos: El q se equivoca en la letra le pegamos. Terminó la canción y todos la cantamos entera sin equivocarnos, pero les hice una pregunta: qué dijeron al principio??? Después del “Buenos días…”?? Y obvio!! Nadie sabía que es “aweinken tu de mornin gana ei a sandía” era en realidad un “a wake in the morning and a eat a Sandía!!!”. Es que yo tenía el caset po. Pero igual no me dejaron pegarles.

Día 09 – Una canción con la que puedes bailar

Esta es de las complicadas pq todos saben que me carga bailar, nunca he bailado mucho, creo que siempre lo hago para no quedar como desadaptado. Nunca me gustaron las discos, en las fiestas bailaba para conseguir algo con una chica, pero lejos, por lejos las veces q más bailé fueron en el colegio, en la básica, así que en honor a eso mi canción para bailar es:

Chayanne – Fiesta en América

Segundo básico, 7 años, yo vestido entero de blanco, short, polera, calcetines y zapatillas de ese color más dos globos amarrados a mis muñecas. Celebrábamos el 12 de octubre y no conforme con haber bailado La Guaracha del Fai Fai y el Gorro de Lana en Septiembre, ahí estaba otra vez, cual Ronny Dance en su mejor momento. Recuerdo que el momento más emocionante era soltar los globos como si fueran palomas blancas todos a la vez se fueron al cielo, mientras el puertorriqueño invitaba a sus amigos a unirse bajo la luna tropical.

Día 10 – Una canción que te ayude a dormir

No es que me ayude hoy a dormir, pero sí ayudaba a mi madre a dormirnos a mí y a mis hermanos. Recordarla en eso me da una nostalgia increíble porque siendo mi mamá tía de jardín, no tengo el recuerdo vivo de una mamá parvularia, al menos conmigo. Quizás por eso la canción q usaba para acurrucarnos y hacernos dormir no era el arrorró, sino que:

Víctor Jara – Duerme, Duerme Negrito

Había pensado en el Tata Colores, pero sería una injusticia para Víctor y mi mamá. No tengo mucho que decir al respecto, pues es un recuerdo muy lindo q no quisiera compartir en demasía, pero sin duda que la mejor parte de todo era cuando se la cantaba a mi hermano Felipe, el verdadero “negrito” de aquellos años, porque en la parte que “viene el diablo blanco y suas! le come las patitas” Ella le hacía cosquillas en los pies J. A veces yo también aprovechaba y me dormía como el negrito.

Bustok.

Un pensamiento en “30 Canciones en 30 días (Primera Parte)

No seas vaca y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s