Mi Primera Navidad

Soy de las personas que sufren mucho con la Navidad, todo eso de la familia reunida, los regalos y el espíritu de caridad o amor al prójimo lo veo con mucho recelo. Tampoco se trata de que la odie, al contrario, llevo 29 años tratando de buscar una navidad bonita, con alguien a quien ame mucho, con un regalo que se lleve todas mis alegrías y una cena rica, preparada con amor y cariño.

Tuve la mala fortuna de tener desde niño más navidades tristes que alegres, muchas de ellas con peleas familiares, cenas que se arruinaban antes de servirlas o regalos que no se disfrutaban entre tanto llanto que llegaba de todos lados. No puedo negar que tuve unas buenas, pero más que nada por el regalo que llegaba, es así como esa navidad en la que una caja grande anunciaba mi primer Super Nintendo o una más antigua en la que mi primera bicicleta me hacía llorar, fueron de las mejores que recuerdo de niño.

Dónde está el problema? Que desde que la ilusión del Viejo Pascuero se moría tras una mota de algodón del presidente de la junta de vecinos o el mal disfraz del papá de uno de mis amigos,  yo empecé a temerle a la navidad, cada vez fueron más tristes, cada fueron más lejos de casa, de la familia y del espíritu que todos esperan ver para esas fechas.

Recuerdo una en particular que pasé en La Serena, en la casa de unos familiares de una polola de la época. Fue horrible, nunca en mi vida a pesar de estar tan rodeado de gente llegué a sentirme tan solo. Del mismo modo recuerdo otra en la que sin tener trabajo le hice regalos a todos los familiares de otra polola de turno y sólo recibí a cambio uno de parte de ella. Me sentí fatal, pero no por no recibir regalos, sino por sentir que esas personas eran importantes para mí y dedicarles tiempo y dinero que no merecían.

Para esta navidad q se avecina esperaba la más linda de mi vida, esta vez la esperaba mucho, porque no sólo traía un día hermoso junto a una persona especial, sino porque para mí era mi primera navidad… MI PRIMERA NAVIDAD. No sé si logre hacer entender aquello que quiero decir con Mi Primera Navidad, pero tampoco tengo muchas ganas de explicarlo ahora.

Saben que soy así, digo mucho antes de lo previsto pero en realidad no digo nada cuando corresponde. Y en el fondo, en un sólo párrafo les confesé la gran pena que siento en este minuto. Quien me conoce y quien me quiere, quizás me entienda, pero esta vez no es necesario, yo sólo quería decir que aunque me roben la que sería mi primera navidad y me quieran dar la misma de todos los años anteriores, yo la voy a pelear hasta que sea 26 de diciembre.

Me siento fuerte y valiente para hacerlo… tanto así que incluso puedo llegar con ganas de cantar un cumpleaños feliz.

Bustok.

Un pensamiento en “Mi Primera Navidad

No seas vaca y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s