Nos Siguen Pegando Abajo

Y la famosa lista negra se hizo realidad, al menos así lo confirmó el despido de dos de los que peligraron la semana pasada. Hoy, cerca de las 22 Hrs hubo un par que dijo adiós al trabajo. Me da igual! No estoy ni ahí, no tengo pq llorar o sentir congoja por los q se van, no eran mis amigos ni mucho menos tipos q me importaran mucho. Llámenme maricón o como quieran, pero uno de esos dos fue el q saltaba en una patita cuando meses atrás se iba, también despedida, la única persona que supo ser jefa desde que yo estoy aquí. Tampoco brinqué burlonamente, pues, como ya dije, me daba lo mismo…

Acá el tema es otro, lo medular del asunto son las incongruencias en todo lo que ha ocurrido y, seguramente, seguirá ocurriendo mañana o en los próximos días.

Recapitulemos o hagamos memoria para que no nos pasen gato por liebre. Hace pocos días una persona (que cuidaré bien su nombre, no pq la quiera, sino q para q entienda q sapo no soy) llegó al trabajo con un chisme de antología: Tal día y a tales personas les llegaría el nunca bien ponderado sobre azul… CHAN!!! Según esa persona, la fuente era tan confiable que varios podían ir enfermándose de lo que fuera para correr a su doctor de cabecera. Otras más astutas, tomaron como excusa las vacaciones escolares de sus hijos para pedir  “repentinamente” vacaciones por esa semana.

Cual bola de nieve el rumor alcanzó una magnitud insospechada, rápidamente los nombres se fueron conociendo y muchas enfermedades repentinas o vacaciones sobre la hora fueron explicándose solitas. Algunos, entregados ya a su suerte, fueron más valiente, pero lo más patético de todo fueron aquellas que sin tener pito q tocar y sin q su nombre apareciera ni en la lista de las colaciones,  corrieron a hacerse las mártires y ofendidas, exigiendo, de paso, explicaciones por tan horrible rumor que no nos dejaba trabajar en paz.

Nadie lo pudo negar, la famosa lista negra era una realidad que dolía reconocer, no por su existencia, sino porque reconocerla era admitir que un maldito traidor estaba entre ellos mismos, los que más se cuidan el traserito.

Como dice Juan Gabriel: “Y Así Fue”. Sabían q uno de ellos se fue de boca, sabían que entre ellos mismos uno los había traicionado, sabían que el enemigo no estaba monitoreando o sacando llamados en cola. Ahora, y citando al gran Delfín Quispe, la pregunta era “Quién lo hizo  y por qué lo hizo?”

Acá hay personas mucho más inteligentes que yo y con eso no estoy diciendo que sean superdotados o que me creo el muy muy de la sabiduría… es más, yo no sé nada. Lo que quiero decir es que si yo saco conclusiones los traidores taaaaaaaan bien camuflados no están. Entonces me pregunto… cómo ellos mismos que manejan más información que nosotros no van a ser capaces de llegar a las mismas personas. Hay q ver quiénes son los de la lista, quiénes se han ido, quiénes siguen ocupando puestos importantes, las relaciones de amistad, los “daría mi vida por ti, amigui”, los cigarritos q se fuman afuera, las mesas q se comparten a la hora del almuerzo… weón si todo calza… y no calza pq lo presuma, calza pq lo sé.

Los que llevamos al menos de 2 años en monitoreo sabemos cómo funcionaban las cosas acá, yo mismo viví en carne propia la maldad y el resentimiento de algunas personas, yo mismo vi cómo operaba el Clan de Las Corleone y por más que ahora varias/os regalen risitas y buena onda por los pasillos el lavado de imagen no les viene pq el lavado de alma no existe y es esa limpieza la que de verdad necesitan.

De verdad que ya me importa bien poco lo que pase mañana, sólo me gustaría que así como algunas inventan historias con tanta facilidad, sean capaces también de enfrentarse con sus propios miedos, pq así como te hostigan, persiguen, acusan y te cagan sin piedad, también se espera q sean valientes para dar la cara y asumir quiénes son realmente en este entretenido trabajo.

Ah!! Y antes de que me quieran acusar de lo q sea, revisen bien, pq no hay nombres, ni lugares ni nada que les dé la razón para justificar otro ataque más como el q siempre acostumbran. Pero si alguuuuuuuuuuna persona se sintió identificada, no tengo problemas en discutirlo… pero con la verdad, con quien corresponda y le duela a quien le duela, incluso a los que ya no llevan las tres letras en su pecho.

Bustok.

Un pensamiento en “Nos Siguen Pegando Abajo

No seas vaca y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s