Última Alegría

Por Peridiota

– Sólo dos meses, Sr. Martínez – dijo el médico a don Juan.

– Pero cómo, doctor, ¿no se va a salvar?

– Sr. Martínez, le aseguro que hemos intentamos todo lo que estaba a nuestro alcance.

 Angustiado, cabizbajo y sin ánimos de nada el hombre abandonó el hospital. Sabía que Martín, su hijo, esperaba buenas noticias en casa. El pequeño mantenía viva su última esperanza a su grave enfermedad, pero los exámenes no eran positivos.

 Ingresó despacio al domicilio, sin querer despertar a su hijo, sin embargo Martín estaba atento y corrió desde su cama para conocer los resultados.

 Lleno de alegría preguntó: “todo bien?, díme, papá, díme!!”

– Hijo, se hizo todo lo posible…
– Díme papá, díme!!
– El dóctor dice que sólo dos meses.

 Mientras el hombre soltaba el llanto acumulado desde que conoció la noticia en el Hospital, Martín sacaba cuentas con sus inocentes deditos, calculaba y pensaba en algo que poco a poco lo iba alegrando.

-En Abril!!!, qué bien, papá, qué bien.- Martín había estallado en alegría.- Tu cumpleaños es en Marzo, qué bien, papito, alcanzaré a saludarte.

2 pensamientos en “Última Alegría

No seas vaca y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s