Música Junto al Mar

“Música Junto al Mar” es un post del verano que en esta mudanza bloggera no quise dejar fuera, pues significó el inicio de mis ganas definitivas de comenzar darle un orden a cuanta idea mía quedaba tirada en el camino, por eso me la traigo a mi nueva dirección, por el cariño que le tengo y por lo divertida que fue (para mí). La dejé tal cual, no vale la pena editarla, así me gusta y así fue publicada alguna vez.

Para darle un poco de vida a esta cosa, he decidido tocar un tema que para muchos es fome, pasado de moda y sin gracia: El Festival de Viña del Mar.

A menos de una semana de que comience el festival de la canción más importante de Chile los medios de comunicación hacen sus esfuerzos en recordarnos de que se trata del “evento del Bicentenario” y miles de bla bla bla bla…

En lo personal es cierto que me importa bien poco quién viene y quién no, lo que me molesta de sobremanera es la fantasía de la que viven los medios No oficiales, quien en conjunto arman un festival lleno de estrellas que si me dan un poco de tiempo, puedo asegurar que jamás en sus vidas se les pasaría por sus mentes pisar la Quinta Vergara.

Ese es el primer punto. Es que acaso somos tan estúpidos en creer que la mismísima Beyoncé quisiera compratir escenario con un tipo vestido de blanco cuyo nombre de pila es Bombo? o que la acutal estrella de Pop Lady GaGa esperaría tras bambalinas que acabe el show de Américo para subirse al escenario?. En lo personal no lo creo. No sé ustedes.

Ahora bien, escuchaba ayer en un noticiero que se extrañan visitas como las de Shakira, Luis Miguel o Ricky Martin. Por favor!, pogámonos serios, la colombiana está lejos de ser la negrita cejona que actuara al peo alguna vez en la competencia internacional, ella está a la altura de la tipa que acaba de estar en el Juego de Las Estrellas de la NBA (su última actuación esta semana). Luismi, por su parte, no está para recintos tan pequeños como el de Viña, además, qué tanta espectación puede causar un tipo que en los últimos años sólo se ha dedicado a tocar ¡boleros!. De Ricky, prefiero ni hablar.

Es cierto que estamos lejos de tener un festival como el de los 80′ con Julio Iglesias, Miguel Bosé o el Puma, e incluso como el de los 90′ cuando hacían furor tipos como Backstreet Boys o el (hoy por hoy) repetidísimo Ricardo Arjona.

Pero hago el paralelo y pienso… Cuánta diferencia hay entre un viejísimo Raphael y Julio Iglesias? Ricardo Arjona y Ricky Martin? Américo y Luis Miguel?. No hay mucha, el éxito está asegurado por donde lo miren, El Monstruo cantando a rabiar y, sinceramente, doy mi vida en asegurar que el griterio será más contundente con el señor que canta “Que Levante la Mano” que con otro viejote que nos viene con boleros y éxitos de los 80′.

Pues bien usted elige, este año no tendremos artistas de la talla de The Police, Faith No More ni Franz Ferdinand (todos rajazos del momento), pero tenemos a Los Fabulosos cadillacs (si es que se perdió alguno de los tres shows que dieron en Santiago), Beto Cuevas (si quiere escuchar a La Ley mirando sólo al Beto) y Tito El Bambino (si es que su vecino jamás le ha puesto a todo chancho los éxitos del pequeño puertorriqueño). Ah, si se pierde el Festival de Viña, tiene usted cientos de festivales similares a lo largo de todo Chile donde podría ver a la mitad de estos mismos artistas.

Bustok.

Un pensamiento en “Música Junto al Mar

  1. morí… pensé exactamente lo mismo con este festival que pasó….ni siquiera lo vi no vale la pena. Me entretengo leyéndote sigo aquí…

No seas vaca y comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s